Personalizados

Aromas que venden.

Actuando directamente sobre las emociones de los clientes, el llamado “marketing olfativo” ha evolucionado y se ha convertido en una herramienta importante para los minoristas.

Los aromas tienen el poder de actuar sobre el inconsciente de las personas. Científicamente está comprobado que el olfato sensorial es lo que mantiene y registra las sensaciones más notables. El aroma correcto puede provocar sensaciones vívidas y concretas, y esta es la función del Marketing Olfativo, un recurso de marketing sensorial que apunta a fortalecer el vínculo emocional entre clientes y marcas.

A través del desarrollo de fragancias únicas y personalizadas, las empresas pueden desarrollar una identidad olfativa que las identifique y diferencie de la competencia, creando un vínculo emocional con sus clientes.

Personalización con placas de metal.